PT | EN | ES

Del 10 al 13 de marzo, el Fondo ELAS celebró un "Diálogo entre activistas: estrategias y técnicas de protección y atención en medio de las restricciones a la libertad". El encuentro reunió a representantes de grupos apoyados por el Programa para Combatir la Violencia contra las Mujeres, desarrollado por el Fondo ELAS con el apoyo del Sigrid Rausing Trust y dirigido a poner fin a la violencia contra las activistas. Desde 2014, esta iniciativa ha apoyado 32 proyectos y promovido 4 Diálogos sobre este tema.

"Actualmente vivimos una ofensiva conservadora con la criminalización de los movimientos sociales, la ola religiosa, dogmática y fundamentalista, el aumento del racismo, la homofobia, la lesbofobia, la transfobia y todo tipo de violencia. Es estratégico invertir en el autocuidado y la seguridad de las feministas que trabajan en defensa de los derechos de las mujeres", explica KK Verdade, coordinadora ejecutiva del Fondo ELAS.

Al Diálogo asistieron 41 activistas de todo Brasil, en representación de los 14 grupos apoyados en el actual ciclo del programa. Se trata de mujeres que viven a diario el racismo, la lesbofobia, la transfobia y el sexismo en sus comunidades; abogadas de base que trabajan en los territorios para empoderar y proteger a las mujeres; activistas que utilizan la música y la cultura afrobrasileña para luchar por el bienestar de las mujeres; programadoras que difunden técnicas de seguridad digital y defensa de la privacidad; mujeres indígenas, quilombolas y ribereñas que afrontan la lucha contra el genocidio de sus pueblos; mujeres que empoderan y conectan a madres de víctimas de la violencia estatal; entre otras.

Juntos debatieron los retos actuales de su activismo y trazaron estrategias de resistencia, protección y cuidado. El programa incluyó debates sobre seguridad, autocuidado y situación política, así como talleres sobre seguridad digital, ejercicios de concienciación corporal y medicina natural. 

Jéssica da Cunha y Tais Rocha, que representaron al Colectivo Tambores de Safo en el Diálogo, visitaron el Fondo ELAS después del evento y compartieron sus impresiones con nosotros: "Salí del Diálogo sintiéndome fortalecida y articulada. Fue un momento para construir alianzas, tuvimos la oportunidad de conocer a otras compañeras que están haciendo cosas similares. Además de la enorme ganancia de incorporar el discurso y la práctica del autocuidado en nuestras acciones", dice Tais. "Fue una experiencia maravillosa - sabía que iba a ser genial, pero imaginaba algo mucho más institucional, de hecho fue un momento de intercambios muy intensos", dice Jéssica.